martes, 14 de diciembre de 2010

La importancia del bunkai

En mi web ya existe una extensa sección sobre "bunkai" (que sigo y seguiré ampliando), y he traducido algún artículo de Patrick McCarthy, Harry Cook, y muchos de Iain Abernethy sobre el tema, así que intentaré no extenderme aquí para explicar lo mismo.

Sin embargo, sí me gustaría seguir compartiendo algunas reflexiones sobre kata y bunkai (aplicación)...

¿Por qué es importante el bunkai?

Debería ser más que evidente: es lo que da sentido al kata, y por tanto, al Karate.

Efectivamente, se podría decir entonces, sin miedo, alto y claro, que el kata sin bunkai (aplicación) no tiene sentido.

El kata sin bunkai es sólo kihon, un conjunto de técnicas encadenadas sin demasiada lógica, que solamente sirve para ejercitar el cuerpo en la técnica básica. Es una secuencia de movimientos, como podría ser cualquier otra, así que, en realidad, se podría descartar el kata y entrenar únicamente kihon... es lo mismo, y el resultado sería el mismo.

El kata sin bunkai puede ser buena gimnasia, pero sólo como ejercicio, el Karate no tiene nada de "especial", ya que no es muy diferente de la danza, el aerobic, o la propia gimnasia. Y la verdad, desde el punto de vista de la mera actividad física, seguramente estas otras actividades serían más recomendables, ya que ofrecen los mismos beneficios para el cuerpo, y menos desventajas, ya que los movimientos son mucho más libres y fluidos, sin estar forzados a ajustarse a la (actualmente rígida) técnica de Karate. Y por cierto, la rigidez y/o falta de fluidez que se aprecia frecuentemente en los katas, entre otras cosas, también se debe al haber apartado el kata de la realidad del combate.

"La gracia" de los katas está, se supone que está, o debería estar, en que los movimientos se supone que tienen significado, un significado directamente vinculado a la defensa personal. Y hago hincapié en "se supone" porque es "evidente" que ese significado se desconoce y está ausente en la mayor parte de la enseñanza y la práctica actual.

¿Es lógico pasarse años y años practicando técnicas sin llegar a saber nunca para qué sirven? No parece tener mucha lógica, no, porque eso significa que el Karate se ha convertido en una "cuestión de fe"... Pues efectivamente, así es: se practican las técnicas, los katas, o bien sin conocer su significado, o bien creyendo que se conoce, pero en cualquier caso, sin probar las técnicas ni preguntarse si verdaderamente se podrían utilizar de esa manera.

La "mente del principiante" a menudo pregunta: "¿esto qué es?", "¿esto para que sirve?", "y entonces, ¿qué harías?", "¿y si... ?", pero pronto se conforma con las respuestas de los que "saben más", se "convierte a la fe", queda "domesticado", es feliz simplemente siguiendo a la manada, y a partir de cierto punto ya no siente la necesidad de preguntar nada...

"Shoshin o wasurezu": ¡Nunca olvides el espíritu del principiante!; "En la mente del principiante hay muchas posibilidades, en la mente del experto, pocas". Un Maestro es sencillamente "el eterno estudiante/alumno", con esa mentalidad, siempre se puede seguir progresando. Si te crees que ya lo sabes, difícilmente tendrás la mente abierta a otras posibilidades. "Muchos habrían podido llegar a la sabiduría si no se hubieran creído ya suficientemente sabios" (Juan Luís Vives).

¿Realmente sirven las técnicas de Karate?, las técnicas del kata, ¿valen para la calle?

Hombre... pues... ¡Claro que sirven!
Y si no sirven, DEBERÍAN!! Al fin y al cabo, para eso, ni más ni menos, fueron concebidas. Si parece que no sirven, es obvio que "algo está fallando".

Pero si no hay bunkai, "análisis", no se conoce el significado; si no se conoce el significado, no se puede practicar la aplicación; y si no se practica la aplicación, no se podrá utilizar la técnica. Así de simple.

El kata NO es suficiente. El kata es lo más importante porque te da las técnicas, y sin técnicas, ni hay aplicación ni hay nada. Pero pasarse la vida practicando las técnicas "al aire" no es suficiente. Es como estar años pronunciando palabras sueltas de otro idioma, sin conocer el significado de lo que estás diciendo, como un loro... Eso no es forma de estudiar ni de aprender un idioma, podrías pasarte 30, 60, 90 años así... jamás podrías llegar a mantener una conversación en ese idioma. Pues en Karate pasa exactamente lo mismo: puedes pasar años como un autómata ejecutando infinitas repeticiones de un kata, pero no podrías utilizar con éxito esas técnicas en una situación real de violencia si surgiera la necesidad, porque no estás preparado para ello, ni siquiera sabes para qué sirven (ni para qué no sirven!) los movimientos que tantas veces has repetido al fino aire.

Cada cual es libre (o debería ser libre) de hacer y buscar el Karate que quiera (o de no buscar nada, claro), pero los profesores tienen una responsabilidad hacia sus alumnos, y aquellos que no puedan o no vean necesario estudiar y enseñar bunkai, deberían al menos dejar claro qué tipo de Karate están enseñando (si es que ellos mismos lo saben). Porque el tipo de "aplicaciones inaplicables", absolutamente irrealistas y fantasiosas, que se están enseñando y "vendiendo" como válidas en muchos ámbitos del Karate actual, podrían poner en serio peligro al (ingenuo) practicante que llegado el momento pudiera verse obligado a intentar utilizarlas de verdad.

"Afortunadamente", todo el mundo parece tener claro que ese tipo de "aplicaciones de cuento de hadas" sólo sirven en entornos "de ficción" absolutamente controlados: gimnasio y exhibiciones (competiciones y exámenes de grado inclusive, por descontado). Sólo "sirven" si te ataca un compañero, desde 2m de distancia, con un "perfecto" oi-zuki o mae-geri, sin intención de dar, y "por supuesto" sabiendo tú lo que te viene...

Muchas personas abandonan la práctica de artes marciales como el Karate al no verlo realista ni efectivo, y en cierto modo, puede que no les falte razón, porque en muchos sectores el Karate está "castrado", y ciertamente no se está enfocando a la defensa personal. La verdad es que me merece más respeto una persona que abandona el Karate porque no ve sus expectativas cumplidas, que una que por el contrario sigue en el mismo aferrándose ciegamente a su "fe", y sin expectativas.

Desde luego, "el arte está para las personas, no las personas para el arte". Podemos hacer del Karate lo que queramos, SÍ, y podemos perfectamente elegir un Karate en el que sencillamente la defensa personal ocupa un lugar de escasa o incluso nula relevancia. No hay absolutamente ningún problema. Pero entonces, admitamos claramente lo que estamos haciendo: gimnasia, deporte, pasatiempos, o lo que sea, y dejemos de confundir, no sólo a los demás sino a nosotros mismos, queriendo utilizar palabras como "tradicional", y haciendo ver que de algún modo estamos siguiendo los pasos de los "maestros del pasado", a los que supuestamente veneramos, pero a cuyas enseñanzas en realidad no hacemos ni caso, porque ni las conocemos realmente.

Es cierto que en la "era moderna del Karate", el bunkai no siempre se ha transmitido junto al kata, como habría sido deseable, pero por suerte, ahora cada vez tenemos más información, además de la capacidad de pensar por nosotros mismos (algo a lo que no deberíamos renunciar). Si se busca, al final se encuentra.

Salir de la "zona de confort" es difícil por definición, pero en mi opinión, más difícil es intentar mantener posturas que no se sostienen sobre conocimiento, argumentos, y lógica. Y por supuesto, tampoco es solución de nada.

Víctor López Bondía

9 comentarios:

mirlo dijo...

Hola

Efectivamente, tienes razón. El bunkai es lo que llevo buscando mucho tiempo pero nadie (hasta ahora) me ha sabido explicar.
Como practicante de Shotokan no he recibido instrucción en bunkai. Para nada me disgusta Shotokan y lo voy a abandonar pero sí he pensado en complementarlo con Goju Ryu (Ueichi Ryu no me termina de convencer) pero por mi zona es "misión imposible" encontrar algún Dojo. Por suerte practico otro arte marcial del que si que me atrevo a decir que es tradicional y más enfocado a Budo. Aún así continúo buscando en libros y demás hasta que "conozca" los bunkais. También he comenzado con Hojo Undo (gracias también por documentarlo en tu web).
Un saludo

mirlo dijo...

En la parte: "y NO lo voy a abandonar" falta el "NO". Un lapsus ;-)

Un saludo

José Miguel dijo...

Victor, muy bien planteado el tema de kata y bunkai.

La realidad del karate en Chile, en el sentido que expones es verdaeramente lamentable. Todos combaten a saltitos, hacen cientos de repeticiones al aire y unos espectaculares bunkai que en una confrontación real no tendrían cabida.

Me encantaría que Patrick MacCarthy viniera a Chile y pudiera compartir sus conocimientos, así muchos se motivarían a seguir esa línea y por sobre todo a practicar e investigar bajo una estructura lógica.

Saludos,

José Miguel

Arturo dijo...

Hola Víctor, totalmente de acuerdo. Es lamentable que desde distintas federaciones se hable de defensa personal como de algo añadido al Karate, creando y promocionando el concepto de goshin como si de algo novedoso y ajeno al propio Karate se tratara.

Hay mucha gente que después de muchos años practicando Karate desconoce aún que en los katas se "esconden" luxaciones, proyecciones, estrangulaciones, ... y todo tipo de soluciones prácticas y contundentes que pueden servir como respuesta a ataques que se pueden dar en una situación de violencia real, donde la única prioridad es salir vivo y lo más entero posible.

Arturo
Ikken hissatsu

Víctor López Bondía dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. =)

Mirlo: Bien hecho, el hojo undo es fundamental, imprescindible. Por otro lado, entiendo bien la problemática de la "escasez de dojos".

José Miguel: Efectivamente, no es sólo en Chile... En el Karate moderno hay una cosa que debería llamar bastante la atención, y es lo que comentas: venga a dar importancia a kihon, kihon y más kihon, posiciones y paradas que no se pueden desviar ni un milímetro de lo que se considera "correcto"... y luego el kumite, no tiene absolutamente nada que ver, todo el trabajo de kihon que se supone que es tan importante, se desvanece, y a "dar salitos", se olvidan todas las posiciones y nunca se utiliza ni una sola de las paradas que con tanto ahinco se hacen en kihon... ¿¿¿¿ no es "curioso" ????
¿Para qué hacer kihon, y por qué se supone que es tan importante, si las normas y técnicas del kihon no se aplican o no se pueden aplicar en el kumite ????? ;-)

Y los "bunkai" que se ven en exhibiciones, competiciones, exámenes de grado, etc... Auténticas representaciones cinematográficas. Son coreografías, puro teatro, "evidentemetne".

Arturo: Totalmente de acuerdo. Lo del "goshin" también es curioso... Sacarse de la manga una parte de "defensa personal"... ¿Y qué es entonces todo lo demás, todo el resto del entrenamiento de Karate, simple parafernalia????, ¿No se supone que todo el Karate en sí ya es defensa personal?... Efectivamente... Se supone, pero NO.

Víctor López Bondía
shotokankaratedo.es

jlgarcia dijo...

yo comencé en el 2001 ha trabajar bunkais más razonables, enfocados a la defensa personal, con luxaciones, derribos...También me entretengo a traducir ciertos investigadores, y os puedo asegurar que aquí en Barcelona me miran como un tipo rarillo!!!

Víctor López Bondía dijo...

Sí, bueno, lamentablemente eso siempre pasa... "Nadie es profeta en su tierra". Si viene un "maestro" japonés a enseñar una trabajo nuevo, todo el mundo alucinando y encantado, pero si es una persona "normal" la que propone algo diferente, se le considera desde "bicho raro" hasta "antisistema".
Yo también soy bastante "rarillo".

Víctor López Bondía
shotokankaratedo.es

sebas1277 dijo...

Excelente artículo.
En los últimos años me dedique a intentar encontrarle sentido a las técnicas de los Kata, dado que las aplicaciones que me enseñaron no eran lógicas, pero en su momento las creí!
Cuándo me gradué de cinturon negro, todo cambió, comenzé a cuestionar lo que hacia, quería saber si era efectivo o no.

Con el correr del tiempo, noté que había personas como Patrick McCarthy o Iain Abernethy, que tenían un enfoque distinto del bunkai, y realmente me dejaron sorprendido.

También ayudo mucho tu pagina web, que contiene tanta información y artículos interesantes.

Enseñe algunas "cosillas" a algunos compañeros de mi Dojo, quedaron sorprendidos algunos de ellos, de como una simple técnica que ellos tenían etiquetada cómo bloqueo, se convertía en un derribo o una llave.

Hable con un compañero de alta graduación sobre el tema del Bunkai y Hojo undo, al parecer compartimos muchas ideas, queremos seguir desarrollandola.

Esperamos exponer nuestra idea de cambiar el enfoque del entrenamiento en un proximo congreso de nuestra escuela, el próximo año. Veremos que tal resulta.

Víctor López Bondía dijo...

Sebas, me alegro de ver que has estado buscando la evolución de tu Karate y de comprobar que has encontrado apoyo.
Sigue así, y seguro que lográis vuestros objetivos.
Ánimo.

Víctor López Bondía
shotokankaratedo.es