jueves, 7 de abril de 2011

"El estilo de Karate: la calle donde vivo"

Artículo de Salvador Herráiz que extraigo de una entrada del blog de mi amigo Juan Beltrán:


<< Quiero explicar algo que me parece importante respecto a la existencia de los estilos de Karate. Existen decenas de estilos, unos más importantes que otros y unos más difundidos que otros. Ciertamente los cuatro más importantes en implantación mundial son Shotokan, Shito Ryu, Wado Ryu y Goju Ryu. Son millones de seguidores en el mundo lo que tienen cualquiera de ellos. Luego hay muchos otros igualmente respetables, por supuesto, pero menos conocidos. Todos son Karate perfectamente establecido y organizado. Pero el excesivo enfoque en un estilo, sin mirar más que a su centro puede tener un desacierto. A veces puede producirse un encarcelamiento en el propio estilo si no se sabe entender su importancia y sus límites. Los practicantes de Karate pertenecemos a un estilo de Karate. Así es y así debe ser, no habiendo otro remedio y siendo además bueno. El estilo de Karate es como nuestro domicilio, la calle donde vivimos, donde regresamos cada noche, donde figura nuestra residencia, donde se nos puede encontrar, donde nos sentimos en casa y seguros, sabiendo donde está cada cosa y lo que se debe y no se debe hacer, donde se puede aparcar y donde no,... No se puede vivir en una ciudad sin hacerlo en alguna de sus calles. Por igual no se puede hacer Karate sin pertenecer a un estilo. Pero si nos cerrásemos y no saliésemos de nuestra casa y nuestra calle estaríamos perdiendo la posibilidad de disfrutar de muchas otras cosas buenas e interesantes para nosotros que hay en otras muchas calles de nuestra ciudad (museos, cines, restaurantes,...). Creo que en el tema de los estilos de Karate pasa lo mismo. Aunque sigamos una determinada linea técnica (el estilo al que pertenecemos) no debemos dejar por ello de conocer cosas buenas, interesantes y complementarias que puede haber (y de hecho lo hay) en otros estilos. A este respecto es vital, por supuesto, que el profesor piense así y las enseñe, aunque solo sean algunas e influenciadas por las características del estilo al que pertenecemos. No es que se tenga veinte profesores, ni diez, ni cinco (pues es materialmente imposible además de que se perdería toda identidad y se incumplirían los principales valores del Karate que son la lealtad y fidelidad), sino que el profesor se preocupe de enseñar y practicar algunas técnicas interesantes y complementarias aunque no pertenezcan a su estilo. Es labor del profesor, una vez más, no cerrarse hacia el interior de su estilo y conocer algunas cosas de otros, interesante para él y necesario para poder enseñarlo. El Karate y su enseñanza así se verán enriquecidos, aunque no pierdas de vista tu lugar, tu casa, ... >>



Estoy completamente de acuerdo con la intención del artículo: hay que mantener una mentalidad abierta respecto a "otros estilos", que por supuesto, también son KARATE, y se puede aprender mucho de ellos.

No obstante, creo que el artículo adolece justamente de lo que pretende poner en evidencia: "encarcelamiento en el propio estilo".

"Los practicantes de Karate pertenecemos a un estilo de Karate.
Así es y así debe ser, no habiendo otro remedio y siendo además bueno.
"

INCORRECTO. La mayoría de practicantes pertencen a lo que hoy en día se identifica como "estilo", pero no tiene por qué ser así, sí que hay otro remedio, y "pertenecer a un estilo" no es algo que pueda considerarse necesariamente "bueno", porque efectivamente es muy probable que tarde o temprano el estilo te limite y se interponga en tu progreso.

"No se puede hacer Karate sin pertenecer a un estilo." -> ROTUNDAMENTE EQUIVOCADO

No hay por qué pertenecer a un estilo. Como dijo Patrick McCarthy en Madrid en el curso de junio de 2010: "Hoy hay muchos estilos. Hace 50 años había pocos estilos. Hace 100 años no había ningún estilo!!". ¿Qué estilo de Karate hace McCarthy (probablemente el occidental que más lejos ha llegado en cuanto a conocimiento de Karate)? "NINGUNO". Los ha experimentado, entrenado, estudiado y conocido todos, y lógicamente su Karate es simple y naturalmente el resultado de toda esa experiencia.
¿Qué estilo hacía Matsumura?, ¿cuál era el estilo de Itosu?, ¿qué estilo practicaban Yabu, Hanashiro, Kyan, Motobu, etc., etc.?... No pertenecían a ningún estilo. Hacían KA-RA-TE, y aprendían de diferentes maestros.
¿Quién dice que hay que "pertenecer" a un estilo? Funakoshi opinaba lo contrario, y él mismo tuvo dos maestros, y entrenó con otros de forma ocasional. ¿Acaso Mabuni no aprendió tanto "Shuri-Te" como "Naha-Te", además de varios estilos de ju-jutsu y cualquier otro arte marcial que se presentara??
¿Quién dice que no se pueden hacer varios estilos? Se hacía entonces, y se puede hacer perfectamente ahora. Harry Cook entrena y enseña Shotokan y Goju-Ryu, y por supuesto está abierto a cualquier otro estilo, arte marcial, o persona que pueda aportarle algo con lo que enriquecer su práctica.

Y esa es ni más ni menos la verdadera tradición del Karate: estar abierto y dispuesto aprender y entrenar cualquier cosa que sea beneficiosa para tu propio Karate.

"El estilo de Karate es como nuestro domicilio"...

¿Y tenemos que vivir toda la vida en el mismo sitio?, un sitio que probablemente ni siquiera hayamos elegido nosotros mismos, y en el que puede que ni siquiera seamos completamente felices... ¿acaso no podemos cambiar de casa, de vecindario, de pueblo, de ciudad o incluso de país??, ¿no se pueden tener varias casas???

Siguiendo con el ejemplo del artículo, lo que se plantea es que "debes salir de casa a conocer todo lo interesante que hay por ahí fuera, pero al final del día debes volver 'a donde perteneces'...". Eso es el primer paso, pero yendo incluso más lejos, una mentalidad realmente abierta e ilimitada debería considerar la posibilidad de: "salgo de casa, veo lo que hay por ahí, y si lo que hay por ahí me gusta más que lo tengo, pues me quedo!". Si eres completamente feliz donde vives, pues estupendo, pero si no, ¿por qué no te puedes cambiar de casa?. Si te gusta "la playa y la montaña" (y te lo puedes permitir) ¿por qué no puedes tener varias casas, una casa en cada sitio, y disfrutar de ambas cosas?

¿Y cuál es el estilo al que "perteneces"?, ¿el primero en el que empezaste??
Yo empecé en Shotokan por 'capricho del destino', porque era el estilo que se hacía en el gimnasio que había a dos calles de mi casa, pero yo no elegí el estilo. Decidí hacer Karate, pero el estilo me vino impuesto. Si en lugar de vivir donde vivo, viviera en otro sitio, pues me habría tocado otro estilo.

"No es que se tenga veinte profesores, ni diez, ni cinco (pues es materialmente imposible además de que se perdería toda identidad y se incumplirían los principales valores del Karate que son la lealtad y fidelidad)..."

Los principales valores del Karate son (o deberían ser) universales, no se tienen por qué dejar de cumplir por tener "veinte profesores", ya que todos ellos deberían compartir esos valores (de hecho, cuantos más ejemplos (profesores), más oportunidades de afianzar todos los conceptos y valores).
La identidad no se pierde por mezclar estilos y profesores, al contrario, la identidad se pierde cuando sólo eres uno más dentro de la manada de tu estilo, un clon, una marioneta que sólo sabe hacer determinados movimientos inflexibles, o una copia de tu profesor, incapaz de pensar por ti mismo. Ahí es donde se pierde la identidad.
La "lealtad" y la "fidelidad" está muy mal entendida... Uno tiene que ser leal y fiel, en todo caso, al KARATE, no al estilo. El estilo sólo es una rama, el Karate es el tronco. Nunca llegarás a la cima del árbol si no subes por las ramas. Nunca llegarás a la cima si te quedas para siempre en una de las ramas. Y también tienes que ser leal y fiel a ti mismo, a tus principios, a lo que quieres y a lo que buscas.

Si Hironori Ohtsuka hubiera pensado que pertenecía a un determinado estilo, lugar, o profesor, nunca habría llegado a crear el Wado-Ryu, nunca habría dejado a su maestro, Funakoshi, para ir a aprender de Motobu y Mabuni, y ni siquiera habría llegado nunca al Karate, porque se habría quedado en el Ju-jutsu, donde "petenecía". ¿Acaso Ohtsuka, y muchos otros antes que él, no tenían "identidad" y/o faltaron a la "lealtad" y la "fidelidad" por aprender varias artes y con diversos maestros?

Las tres etapas del aprendizaje: Shu-Ha-Ri: "Obedecer" → "Romper" → "Separarse".

Irónico... Hoy se llega a mirar mal y a criticar a algunos practicantes por intentar hacer exactamente lo mismo que hicieron en su día los venerados maestros cuyas fotos están colgadas en las paredes de los que critican.

"No pierdas de vista tu lugar, tu casa..."
"Tu lugar", "tu casa", es la que tú decides que sea, y si en tu caso es el Karate, lo importante es el KARATE, no el estilo.

Aprovecho para volver a recomendar los magníficos comentarios de Charles Goodin sobre los estilos y otras entradas de este blog al respecto.


Víctor López Bondía
shotokankaratedo.es

11 comentarios:

Jacob dijo...

Hola Víctor, sí y no estoy de acurdo contigo en tu comentario.

Como todos los comentarios de texto interpretamos de forma subjetiva lo que está escrito.

En mi opinión es importante seguir una línea llámese escuela estilo o maestro hasta realmente llegarla a dominarla. Una vez hecho eso estoy contigo en que deben añadirse cosas propias, pero eso siempre se hace.

Creo que es el maestro quien debe beber de otras fuentes, pero no el alumno porque, probablemente, tenderá a culpar al estilo de sus propias carencias.

Esos maestros que mencionas, si tenían su estilo (por ejemplo Shuri o Naha) aunque no de la forma que conocemos hoy en día que más que estilos parecen marcas registradas. Esa era su base que luego sí enriquecían pero mantenían siempre su base, al menos generalmente.

Lo que quiero decir es que por ejemplo en Shito Ryu, aunque su fundador se preocupó mucho de indagar y conocer cosas diferentes está muy marcado el "estilo" de Itosu e Higaonna. Aunque hay mucho de ju jutsu, esgrima y otras muchas cosas en él, tiene muy marcadas las fuentes iniciales.

Saludos.

Víctor López Bondía dijo...

"En mi opinión es importante seguir una línea llámese escuela estilo o maestro hasta realmente llegar a dominarla."
Entiendo lo que quieres decir, pero veo un par de pegas en el argumento:
¿Y si nunca llegas realmente a dominarla? Nunca podrás ver otras cosas. Si haces Shito-Ryu, por ejemplo, con sus más de 50 katas, y hasta que no los domines todos no debes mirar hacia otro lado, me parece que te morirás antes de poder ver cualquier otra cosa.
Además, para llegar a dominar y entender realmente tu estilo o línea de Karate, estudiar y experimentar otros estilos y artes puede ser realmente útil, y dependiendo de los casos, incluso necesario e imprescindible.

¿Y si te pasas toda la vida intentando dominar "tu estilo" (en el que empiezas por casualidad) y te das cuenta cuando ya es "demasiado tarde" de que ese estilo no era el que más se ajustaba a tus características o necesidades??
¿Y si te das cuenta de que lo que has estado años intentando dominar no era del todo correcto???
Si lo hubieras pensado antes, a lo mejor habrías podido poner remedio.

« Es bueno conocer diversas escuelas y distintas tradiciones para poder tener así una visión adecuada y correcta del conjunto. Si no conoces otras escuelas nunca sabrás los vicios ni las virtudes de la tuya propia. » (Mabuni & Nakasone - Karate-do Nyumon pág. 62)

"Creo que es el maestro quien debe beber de otras fuentes, pero no el alumno porque, probablemente, tenderá a culpar al estilo de sus propias carencias."
No estoy de acuerdo. El Karate es un camino personal que debes recorrer por ti mismo, nadie lo puede hacer por ti. El profesor te puede enseñar, ayudar, guiar, y para eso está, pero él también tiene su propio camino en Karate, el cual no tiene por qué ser el tuyo. Llega un momento en el que tienes que hacer tu propia búsqueda y hacerte responsable de tu propia formación, y no despreocuparte e irresponsabilizarte dejándola de por vida en manos de otra persona, en cuyo caso nunca podrás aprender más allá de lo que él pueda o no pueda enseñarte. ¿Qué pasa si te toca un profesor que no bebe de otras fuentes? Pues que tú no podrás aprender de otras fuentes. Nunca podrás aprender de nada de lo que él no te pueda enseñar. Si tienes suerte y te toca un buen profesor, podrás aprender más, y si no, pues menos. Y si no te gusta, no te puedes ir a buscar otro, porque tienes que ser "leal" y "fiel"... pues NO.

Por otro lado, como decía Confucio: "sólo enseño al que tiene interés" y "si le muestro a alguien una esquina de un cuadrado y él no descubre por sí mismo las otras tres, no le seguiré enseñando". El alumno debe preocuparse de aprender, y no sólo de que le enseñen.
El alumno puede y debe estudiar todo lo que quiera y de donde quiera, y si "culpa al estilo de sus carencias", pues no pasa nada, lo importante es el alumno, no el estilo ("El Karate está para las personas, no las personas para el Karate"). El estilo está al servicio del practicante, y no el practicante al servicio del estilo. Si el alumno estudia lo suficiente, acabará dándose cuenta de si tenía razón, o por el contrario estaba equivocado. Si no estudia, "no culpa al estilo de nada", porque sencillamente no se entera de nada, simplemente sigue instrucciones con fe ciega de que lo que está haciendo es lo correcto, o incluso lo único.

"Shuri(te)" y "Naha(te)" no son estilos, sino descripciones geográficas. No hemos leído los artículos de Goodin que he recomendado eh? ;-)

Víctor López Bondía
shotokankaratedo.es

Gaijin dijo...

Yo personalmente soy de otra opinion. No discuto que beber de otros estilos sea bueno. Pero creo que debe hacerse una vez que se tiene unos minimos conocimientos de lo que se hace. No es necesario saberse las 50 katas de shito ryu. Ni las 25 de shotokan. Cuando conoces de una forma estable los principios de tu estilo, puedes desarrollar "tu propio karate". Aun que yo creo que seria recomendable apoyarse en otras artes marciales. Yo en mi caso a parte de karate practico tai-chi. De esta forma practico un arte marcial "externa" y otra "interna". Tambien conozco gente que practica otras artes marciales para suplir las cadencias del karate. Como pueden ser el judo o ju-jitsu. Por que siendo sinceros pocos maestros hoy por hoy aplican apenas tecnicas de suelo o grapplin que sin duda han estado siempre en la base del karate

Jacob dijo...

Hola Víctor, interesante tu respuesta pero sin estar de acuerdo con ella.

Me temo que no supe explicarme ya que has matizado lo de Shuri y Naha. Para mi estilo, es una palabra muy amplia que depende del grado que queramos segmentar puede llegar a ser "descripciones geográficas" o pequeñas familias o corrientes.

Pienso, a pesar de estar equivocado, que sería necesario dominar los 57 katas de Shito Ryu (por ejemplo) antes de buscar otros estilos. Coincido con el maestro en que es necesario conocer otras escuelas, pero esto no quiere decir abandonar la tuya porque tus carencias no te permitan ver todo lo que ella encierra.

Como es complicado expresarlo sin soltar una parrafada, espero poder discutirlo contigo el próximo sábado en persona. Gracias por el tiempo dedicado a la discusión.

Víctor López Bondía dijo...

Noto una especie de "temor" en tus comentarios, algo así como "Es que... Si miras en otros estilos... Igual te parece que son mejores que el tuyo... y te quieres cambiar... y crees que tu estilo tiene carencias... cuando en realidad la culpa es tuya, porque no sabes lo suficiente..."
A ver, en ningún momento se está diciendo que uno tenga que abandonar su estilo. Mirar en otras escuelas no implica que necesariamente las vayas a encontrar "mejores" que la tuya, y que te tengas que cambiar. Puede que experimentes otro estilo y digas "pues mira, no, no me termina de convencer, me gusta más lo que yo estoy haciendo", en cuyo caso la experiencia te habrá servido para afianzar y reafirmarte tus métodos y conceptos.
(Por descontado, también estará el caso del que verá otras escuelas y jamás considerará que tienen nada que aportarle, porque "lo mío es lo mejor, y el fundador de mi estilo era el más grande de todos los tiempos", porque está lleno de prejuicios y completamente cerrado de mente, pero en ningún momento nos estamos refiriendo a ese caso).
Buscar otros estilos es simplemente querer ampliar conocimientos sobre Karate, no significa abandonar tu escuela e irte a hacer "otra cosa". Todos son KARATE, que es lo que se supone que hacemos todo.
No hay ningún "peligro" en conocer otras escuelas, al revés, es enriquecedor. Y como dice la cita de Mabuni&Nakasone: te ayuda a comprender mejor las virtudes y carencias de tu propia escuela, es decir, te ayuda a mejorar en tu propio estilo, reforzando las virtudes y descubriendo las posibles carencias PARA PODER ASÍ CORREGIRLAS (si estás dispuesto a ello). Y te diré más, no te preocupes por descubrir posibles "carencias de tu estilo", porque efectivamente, normalmente, si las hay, son más bien carencias tuyas o del enfoque que has estado siguiendo, no carencias del estilo en sí. Luego te das cuenta de que tu estilo también tenía "esas otras cosas que has descubierto", ya estaban ahí, pero tú no lo sabías, y si no hubieras mirado en otros estilos, quizá nunca las habrías descubierto.
Te pongo un ejemplo: Yo he descubierto el hojo undo, uno de los pilares fundamentales del Karate, al buscar fuera de mi estilo. Si no hubiera buscado fuera de mi estilo, seguría sin hacer hojo undo. ¿Estaría mejor así, sin hacer hojo undo? Pues creo que no, mi Karate tendría una gran carencia. "Mi estilo tiene esa carencia", pero en realidad no es una carencia del "estilo", ya que esos métodos estaban en el pasado, pero han sido descuidados por los practicantes modernos. Así que, mirar en otros estilos te ayuda a descubrir y poder corregir ese error, si crees que debe ser corregido, y si no, al menos te ayuda a saber que eso existe, y eres perfectamente libre de elegir la opción de seguir ignorándolo. En cualquier caso, algo has aprendido, y puedes seguir haciendo exactamente lo mismo que hacías, pero ya mucho más consciente de lo que haces, de lo que haces tú, y de lo que hacen otros como tú (que también hacen Karate).
Otro ejemplo: En Shotokan es prácticamente imposible encontrar a alguien que te enseñe buen bunkai... ¿Qué hacemos?, ¿ignoramos el bunkai de por vida?, ¿nos conformamos con bunkais absurdos e incorrectos?, ¿nos esperamos a "dominar" todos los katas antes de poder ir a otros estilos a ver cómo los aplican? ("Dominar" entre comillas, claro, porque ya me dirás qué dominio puedes tener de un kata cuyas técnicas ni siqueira sabes para lo que sirven). De nuevo, no es una carencia del estilo, es una carencia de los practicantes y profesores que ni conocen ni entienden realmente sus katas.

Estaré encantado de verte en el curso. =)

Y por cierto, en ningún caso estás equivocado por no estar de acuerdo conmigo (no soy ningún gurú del Karate ni nada por el estilo).

Víctor López Bondía
shotokankaratedo.es

Guillermo Campos dijo...

Pues yo si estoy deacuerdo contigo Victor, e incluso iria un poco más lejos. Creo que "los estilos" son el cáncer del karate, y que con el tiempo terminarán por extinguirlo com tal.

Siempre he considerado que un estilo no deja de ser una interpretación personal de un "maestro" que en su dia decidio separarse y comenzar a enseñar su propia visión. Y como toda interpretación tiene elementos que son modificados, descartados (porque a el no le servian o no los aplicaba correctaemnte), y otros que ni siquiera son aprendidos, de forma que se inicia un nuevo camino sin tener el sistema completamente aprendido, lo cual lleva a dudas que al final son rellenadas..... con técnicas de otros estilos!

Muchos estilos, difenrentes, pero según sus prácticantes todos validos (no pueden haber estilos de segunda o de tercera, claro)

A fin de cuentas el Karate en si nacio como un estilo de Chuan fa chino, que a su vez son estilos resutados de la union de distintos estilos.......


Una persona dijo una vez que mientras el ser humano tenga 2 brazos y 2 piernas solo hay una forma de pelear....a partir de ahí cada uno intenta buscar la forma que mejor se adapte a sus habilidades fisicas.

Quien crea que el estilo hace al practicante esta bastante equivocado. Y que pasa si decides probarte (dejando al margen reglamentos y demas) con un practicante de wing Chun, taekwondo, judo, o un simple matón de barrio y sales mal parado ¿falla tu estilo? ¿falla tu arte? o ¿fallas tu?

Víctor López Bondía dijo...

Efectivamente Guillermo. Absolutamente de acuerdo.

Harry Cook lo comenta muchas veces: "Todos hacemos el mismo estilo: el de una cabeza, dos brazos, y dos piernas".

La diferencia entre estilos es algo esencialmente superficial. En esencia es (o debería ser) todo lo mismo: KA-RA-TE. Y las técnicas, hazlas como prefieras, pero en realidad sólo hay dos variantes: o funciona, o no funciona. Un golpe, o pega o no pega; una parada, o bloquea o no bloquea.
Como también dice Harry Cook: "coloca a los practicantes delante del makiwara, y pronto estarán golpeando todos igual, las diferencias entre estilos se desvanecen frente al makiwara."
Y como dijo McCarthy: "Si te vendan los ojos, y recibes un golpe, es imposible adivinar qué estilo te ha pegado."

Como bien dices (y también dijo McCarthy) las características que componen un "estilo", son básicamente las "preferencias" del "fundador" (además de toda la distorsión que haya surgido después). Y los "fundadores", nunca se preocuparon de fundar nada... simplemente se preocuparon de hacer Karate y aprender todo lo posible, con varios maestros, e intercambiaban técnicas y conocimientos continuamente. Que luego el Karate de algunos recibiera un nombre específico, es poco más que una anécdota.
En aquella época, un mismo profesor enseñaba diferente a cada alumno, según las características de cada alumno. Ahora, en cambio, parece que lo correcto es que todo el mundo haga lo mismo y exactamente de la misma manera. Luego muchos reconocen que la meta es llegar a hacer tu propio Karate, pero en la práctica creen que alcanzarán esa meta pasándose toda la vida repitiendo lo mismo...
Como dice Abernethy, el "Shu-Ha-Ri" se convierte en "Shu-Shu-Shu".

Lectura recomendada: Estilos: ¿están matando el Karate?

Víctor López Bondía
shotokankaratedo.es

Juan Beltrán dijo...

Para dar mi opinión sobre este tema creo que lo mejor que puedo hacer es contar mi propia historia:

Después de dos décadas de Shotokan me mudé a Granada desde Pamplona. Al llegar a Granada no busqué un gimnasio de Shotokan y me metí allí sin más, me recorrí la mayoría de gimnasios de la ciudad. Hablé con la gente, asistí a clases de prueba, buscaba a quien pudiera enseñarme el Karate de mejor calidad, no simplemente a un profesor de Shotokan.

Pasé dos años con una profesora de Shito Ryu, y además empezé a hacer Kobudo en otro gimnasio -con un profesor de que tampoco enseña el típico Shotokan-. Esos años supusieron un cambio radical en mi concepto del Karate, además de darme la oportunidad de asistir a cursos con Deogracias Medina. También, gracias al profesor de Kobudo, he podido tener contacto con Juan Bish. Aunque últimamente estaba entrenando Shotokan "de nuevo", recuerdo prácticamente todos los katas que aprendí de Shito Ryu, los entreno regularmente para no olvidarlos, y asisto a los cursos de quien pueda proporcionarme el Karate que busco. He aprendido más Karate tradicional de maestros de Shito Ryu que de cualquier otro estilo.

Es verdad que actualmente busco un karate muy diferente al que aprendí en Pamplona, aunque sigo considerando a los profesores que allí tuve, mis maestros. Supongo porque gracias a ellos adquirí una base de Karate que me ha permitido distinguir lo bueno, de lo malo, lo que quería, de lo que me ofrecían.

Creo que hay que tener una base, Shotokan, Shito, Wado, la que sea, no importa. Pero hay que enriquecerla y ampliarla. Debemos tener la mente abierta y acudir a quien tenga la información, sea de la escuela que sea. Personalmente, me llaman muchísimo la atención aquellos practicantes que sólo asisten a cursos de su estilo o de un determinado maestro. Creo que se están cerrando muchas puertas y el acceso a muchísima información o cosas que no tienen porque practicarse en sus estilos.

A partir de esa base debemos evolucionar, asimilar y tomar decisiones. Quizás tengamos que cambiar de estilo, adaptar a "nuestro" estilo, añadir o descartar lo aprendido según nuestros objetivos.

En mi caso particular, practico Shotokan como base, pero he añadido elementos del método Mabuni a mi entrenamiento, y mantengo los katas de otros estilos que no tienen equivalencia en mi "estilo". Supongo que si viviera en Huelva o en Madrid haría Shito Ryu con Deogracias Medina o Juan Bish, respectivamente. En Murcia, con Luis Nunes -representante de IOGKF en España-, en Barcelona con Yasushi Kuno, de Uechi Ryu... Hay que buscar a los mejores profesores, estés donde estés.

Para mí, depende mucho más del profesor que escojas que del estilo que practique.

Víctor López Bondía dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Juan.

Yo también opino que el estilo es más importante en las primeras etapas del aprendizaje, como sistema a seguir hasta formar una base.
Después, "debemos tener la mente abierta y acudir a quien tenga la información, sea de la escuela que sea". EXCELENTE

"Personalmente, me llaman muchísimo la atención aquellos practicantes que sólo asisten a cursos de su estilo o de un determinado maestro. Creo que se están cerrando muchas puertas y el acceso a muchísima información o cosas que no tienen porque practicarse en sus estilos."

Creo que no se puede expresar mejor.

Es posible que un estilo, o el enfoque de un determinado maestro, tenga todo lo que buscas, en cuyo caso "no habría necesidad de buscar más". Y si tienes la suerte de empezar en ese estilo, o con ese maestro, pues "ya lo tienes". Pero de nuevo, si no comparas con otros sistemas y puntos de vista, ¿cómo puedes estar seguro de que ya tienes todo lo necesario?, ¿cómo puedes estar seguro de que estas haciendo lo que crees que estás haciendo?, ¿cómo puedes estar seguro de que lo estas haciendo de la mejor manera posible o la más adecuada para ti?

El saber no ocupa lugar. Nunca está de más ver otras posibilidades y puntos de vista.

Otra cosa que también llama la atención es que, si una practicante "normal del montón" añade o altera algo, es un "hereje"; si lo hace un maestro, a poder ser japonés, entonces es un "genio"...

Víctor López Bondía
shotokankaratedo.es

Antonio Montía dijo...

Comparto, punto a punto y coma a coma, lo expresado por Víctor Herrero Sensei.

En las últimas décadas estamos "inventando" estilos, y sub-estilos, de manera desaforada. Y, en la mayoría de los casos, se trata de "diferentes estilos para ganar dinero", o de "diferentes estilos para repartir el pastel de mi estilo".

Olvidamos a menudo que los verdaderamente Grandes Maestros del Karate, aquellos a los que debemos "nuestro estilo" (y actualmente somos más papistas que el Papa) realizaron una interpretación y una adaptación de aquello que les había sido transmitido. Esta interpretación se realizaba en función del carácter personal y de la psicología del Maestro, así como de sus aptitudes y condiciones intelectuales y físicas. Así, se priman unas técnicas - o sus variaciones - sobre otras.

A pesar de todo, estos grandes Maestros tienen siempre una característica en común y es que se trata de hombres fuera de lo común y, al igual que sucede en todos los aspectos de la vida, en cuanto el Gran Hombre, el Fundador, desaparece, aparecen los "verdaderos maestros", los "puristas" del estilo.

Al igual que Víctor Sensei, comencé a practicar Karate - en mi caso, Kyokushin - tras la ardua tarea de encontrar el único club que había en mi barrio. Es más, llevaba practicando dos años cuando, tanto mi Maestro (alumno directo de Raymond Thomas) como mis compañeros y yo, supimos que practicábamos Kyokushin..... porque había que empezar a pagar a un tercero por los derechos de examen y por ponernos el parche, perdón, el kanji, en el pecho. Lo dicho, todo un estilo.

Se ha mencionado a Itosu y a Higaonna... pero no se han mencionado sus constantes viajes y búsquedas, su trabajo y contacto con otros Maestros, para ampliar los conocimientos de su estilo: el KARATE. También olvidamos que esos "Estilos" iniciales tenían más que ver con la geografía o con la situación socio-política de una determinada zona.... Que hay mucha roca y terreno irregular.... pues casi mejor que las posiciones sean bajas y estables y que primen las técnicas de tren superior. Que es al revés, y hay mucho barco y se vive en juncos, pues quizas sea más interesante trabajar el equilibrio y las técnicas de pierna... que soy bajito y regordete, mejor evito abrirme mucho de piernas... que soy pequeño, fibrado y flexible, ¡qué bien!, buscaré movimienttos rápidos y mucho trabajo de piernas.

¡Cielos! acabo de inventar un estilo: el "Estilo del Sentido Común".... uy, uy, uy, voy a darme un 10º Dan...

Robert Muñoz dijo...

Esta misma pregunta ¿Qué estilo practicas? se la realizaron al alumno de Chojun Miyagi llamado Jinan Shinsato en 1929 tras una exhibición en Kyoto organizada por la Dai Nippon Butokukai, a partir de la cual le dieron nombreal estilo. Y al mismo Chojun Miyagui años más tarde, durante el simposio realizado en 1937, el presidente del simposio le preguntó cuáles eran los estilos del karate de okinawa... muy interesantes sus respuestas.
Todos ellos muestran diferentes caminos, maneras y "metodologias" para alcanzar los mismos y verdaderos objetivos.
Roberto Muñoz.