jueves, 17 de diciembre de 2009

Traducción e investigación

Lamentablemente, a la hora de investigar la historia de nuestro arte no es posible encontrar todo el material que desearíamos. El material anterior al siglo XX es prácticamente inexistente, y el posterior en muchísimas ocasiones tampoco se encuentra disponible con facilidad. Creo que esta falta de material de estudio es precisamente uno de los principales motivos por los que en demasiadas ocasiones manejamos tantos mitos, leyendas y desinformación en Karate. La situación es todavía más frustrante si nos vemos limitados por el idioma. Por supuesto, el material disponible en japonés e inglés, aunque también limitado, es muchísimo más amplio que el que se puede encontrar en castellano.

Desde mi humilde posición, intento aportar mi granito de arena, y aunque sea en pequeña medida, cubrir este vacío traduciendo artículos que considero pueden ser útiles, interesantes, que pueden aportar nuevos conocimientos.

Afortunadamente, parece que el siglo XXI, la era de la información y las comunicaciones, y de las nuevas tecnologías, está trayendo consigo una positiva tendencia hacia la investigación, y la traducción de material desde la lengua japonesa. Esto indudablemente hace que la información esté un paso más cerca.


Algo que me llama poderosamente la atención es que, investigando, salvo raras excepciones, no es común que tu camino se cruce con gente de Shotokan. Es curioso... hay excelentes artículos sobre Funakoshi y el Shotokan escritos por autores que no son practicantes de Shotokan, y por otro lado, "autores de Shotokan", puedo nombrar a Harry Cook, y ya me empiezo a quedar sin nombres. Me gustaría estar equivocado, pero creo que no es un caso de "quien entrena no tiene tiempo para escribir, y quien escribe es porque no entrena"... no es el caso, no... "Bunbu Ryodo"...
Es como si, de alguna manera, el peso del estudio del Karate sólo fuera responsabilidad de los practicantes de otros estilos, el Shotokan vive en su propio mundo, en el que, o se asume que ya se sabe todo lo que se puede saber, o lo que no se sabe, tampoco interesa. No es de extrañar entonces que al hablar con practicantes de otros estilos, el practicante de Shotokan pueda sentir el rubor de comprobar que la otra persona conoce su estilo incluso mejor que él mismo, y él en cambio, como mucho, sólo conoce el nombre del fundador del estilo de la otra persona.
Creo que en el mundo del Shotokan deberían replantearse, o simplemente plantearse, ciertas cosas. Quizá no sea un "problema" exclusivo de un estilo u otro, sino más bien un problema de enfoque. Quizá lo que yo observo en el Shotokan es extensible al "Karate moderno" en general...

En cualquier caso, si deseamos descubrir toda la riqueza del Karate, que es mucha, considero necesario, o incluso diría imprescindible, que podamos encontrar en nosotros mismos el deseo y el interés por profundizar y querer entender tanto como sea posible el arte que practicamos y tanto nos gusta, al que tantas horas de sudor dedicamos.

Ya lo dijo el Maestro Funakoshi: "El penetrar en lo antiguo es comprender lo nuevo... Esta es la vía, ¿quién la seguirá de forma correcta?"



3 comentarios:

Iván dijo...

Sigue así, muchos de los que, incluso el inglés "nos suena a chino", agradecemos tu esfuerzo por traducir tantos y tan buenos artículos que de otra manera, nos sería prácticamente imposible disfrutar.

Gracias por tu labor y un gran saludo.

Víctor López Bondía dijo...

Gracias por tus amables palabras Iván, siempre es agradable recibir el apoyo de otros entusiastas.
Sigo trabajando, y tengo muchos proyectos, espero que las futuras traducciones te resulten útiles e interesantes.

Víctor López Bondía
shotokankaratedo.es

Juan Beltrán dijo...

Lo hemos comentado muchas veces... Los practicantes actuales no se preocupan de donde vienen ni para que se utilizan los katas. En Shotokan además tenemos el handicap de que el karate que nos exportaron los japoneses era una gimnasia deportiva con ciertos toques de disciplina castrense.

El actual es un reflejo de sus practicantes, gente que busca hacer ejercicio y socializarse, no gente que busca encontrar las raíces de lo que esta trabajando.

Afortunadamente hay gente como tu que haceís un trabajo de recopilación importante, sobre todo en castellano.